miércoles, 17 de septiembre de 2008

Oscuro pasado


¿Cansados de hypes? Lo siento, pero es necesario recorrer los augurios de esta banda de herejes llamados los Black Kids. Y no, no es precisamente un grupo de danzantes de zamacueca con aspiraciones a la internacionalización. Estos ángeles caídos (con pasado cristiano) reafirman el sonido techno-pop-indie-new wave con su primer disco titulado Partie Traumatic, de donde se desprende el primer sencillo "I'm not gonna teach your boyfriend how to dance with you" (tomo aire), una rareza bastante digerible que hará que tus noches de sábado no sólo se limiten a ver bailar a otros en esos realitys donde se vota por mensaje de texto (!?). ¿Te animas?


Black Kids / I'm not gonna teach your boyfriend how to dance with you

domingo, 14 de septiembre de 2008

A-DESK: El Regreso

Luego de concluir satisfactoriamente el taller de crítica de arte contemporáneo y analizar el contexto artístico limeño, los editores de la revista española A-Desk se embarcaron en la creación del Dossier dedicado a Lima, donde se desprenden textos frutos del ejercicio crítico que se llevó a cabo en julio pasado. Los textos de José C. Hayakawa, Giuseppe Campuzano, Talía Dajes, Gabriela Germaná, Alice Vega, Vania Portugal y su servidor, junto a los acostumbrados textos que pertenecen a la edición mensual referida al arte español, ya pueden ser revisados desde su página web. Por lo pronto, los chicos de A-Desk nos prometen la versión impresa de la revista, que ya está en proceso de producción. A esperarla.

Oops! Lo hizo otra vez...

Si, si... ya sabemos que dirás que los premios VMA 2008 fueron un mamaracho. Si pues, nada más aburrido que ver la metamorfosis de una mariposa en tiempo real. Pero bueno, por lo menos nuestra díscola favorita, Britney Spears, se llevó alguito a casa, aunque con algo de suspicacia. ¿Le regalaron los premios para compensar su ridícula presentación del año pasado? No se sabe, pero tampoco seas maloso. Blackout, el disco de donde se desprende "Piece of me", ganador de tres astronautas plateados, fue un trabajo bendecido por la crítica. Algo de mérito tendrá la dichosa canción. Por el momento, dejemosla en paz, ahora que se le nota mucho más recuperada después de poner a todo Los Angeles y alrededores en jaque, convocando a más policia que en marcha de construcción civil. Ya tendrá tiempo de volver a dejarnos sorprendidos con sus acostumbrados ataques de demencia. Quieta loca, quieta.